Sábado 23/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Católicos

Una iniciativa de la diócesis de Madrid, un grupo de profesores y alumnos, pone en marcha itinerarios por el Prado para recorrer el Credo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Greco, Tiziano, Zurbarán o Velázquez son algunos de los pintores que forman parte de la larga lista de artistas que han querido representar en sus obras escenas religiosas. Y, precisamente, son ellos también algunos de los protagonistas de la iniciativa que, con motivo del Año de la Fe, ha impulsado la Delegación Episcopal de Cultura del Arzobispado de Madrid.

En este original proyecto se explican los artículos de fe enunciados por el Credo a través de distintas obras de arte, como el Retablo de la Anunciación de Fra Angelico, Cristo bendiciendo de Fernando Gallego o la Crucifixión de Juan de Flandes. Son un total de 17 las pinturas que recoge el libro El Credo en imágenes. El arte como manifestación de la fe, que pertenecen a la colección permanente del Museo del Prado.

El trabajo ha sido coordinado por las profesoras de los grados de Historia e Historia del Arte de la Universidad CEU San Pablo, María Rodríguez y María Arriola, que señalan que "el texto se propone como ayuda para profundizar en el contenido del Credo mediante un recorrido por las salas del Museo del Prado". Han trabajado en colaboración con estudiantes de la Universidad Complutense de Madrid y de la Universidad CEU San Pablo.

Obras de distintos pintores, de diferentes épocas y corrientes y de variados formatos han sido analizadas desde el punto de vista iconográfico, artístico y teológico. Asimismo, durante el tiempo de Cuaresma, a las alumnas que han colaborado en el libro se han sumado nuevos voluntarios a fin de realizar el recorrido en el propio Museo del Prado, con visitas destinadas a colegios y parroquias, con el objetivo de ayudar a entender la fe por medio de estas obras.

Esta iniciativa pone en evidencia que, como señalaba Juan Pablo II, una fe plenamente vivida genera una cultura. Al inicio del libro, el obispo auxiliar de Madrid, César Franco, destaca que "si desaparecieran por un azar las grandes obras de la pintura sobre temas de la fe cristiana que pueblan nuestras catedrales, iglesias, monasterios y museos, nuestro mundo quedaría huérfano de auténtica belleza". El hombre es el único ser que, en contacto con la realidad, se conmueve, queda perturbado. Y así es cómo nace el arte: de un sentimiento de admiración. Y si esta conmoción surge es porque hay un aspecto que se nos escapa, un misterio, y la necesidad de esa respuesta se llama sentido religioso. Es el momento de asombrarnos, de aprender a contemplar; en definitiva, de ser testigos de la belleza de las obras de arte para comprender así mejor las verdades de nuestra fe.

El libro se puede adquirir en la sede de la Delegación de Cultura (Plaza San Juan de la Cruz 2B, 28003 Madrid) en horario de mañana por un donativo de 10 euros o se puede solicitar en el correo electrónico cultura@archimadrid.es o por teléfono en el 913 426 779.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·