Jueves 17/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Católicos

Han sido muchos los que se han sumado a la fiesta de la beatificación

La huella del beato Álvaro del Portillo también quedó en los políticos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

A la multitudinaria misa de beatificación de don Álvaro del Portillo, sucesor de san Josemaría al frente del Opus Dei, acudieron cerca de 200.000 personas y, entre ellas, un significativo grupo de políticos del PP que no tuvieron reparo en mostrar su adhesión a la Iglesia días después de que Rajoy retirara la ley del aborto y se enfrentase a muchos votantes católicos. No fue momento para valoraciones políticas sino para la impronta que el nuevo beato había dejado en sus vidas. 


Los ministros Luis de Guindos y Jorge Fernández, junto a un grupo de diputados en la beatificación de don Álvaro del Portillo Los ministros Luis de Guindos y Jorge Fernández, junto a un grupo de diputados en la beatificación de don Álvaro del Portillo

Valdebebas estaba lleno. Entre miles de familias corrientes, sacerdotes, religioso, no han sido pocas las autoridades que se han sumado al evento. Entre los políticos, numerosos del PP que, con su presencia, han dejado claros sus principios, del mismo modo que acostumbran a hacer en los medios de comunicación. Dos ministros, un nutrido grupo de diputados, varios exministros y diversos cargos políticos, en la misma semana en la que Rajoy ha guardado en el cajón la ley del aborto con la indignación de buena parte de los votantes católicos.

Recuerdo especialmente emocionado es el que transmitía Federico Trillo, actual embajador en Londres, y expresidente del Congreso, entre otros cargos. Recordaba una recepción que tuvo con su mujer hace años: “Nos trató con mucho cariño. Nos dijo: ‘como sois jóvenes, sé que os pelearéis alguna vez, pero luego os reconciliaréis. Sobre todo, no os insultéis, aunque os enfadéis, porque si os insultáis, insultáis a Cristo, porque él está en el centro de vuestro matrimonio. En cambio, Cristo os ayudará para vencer las dificultades, os dará fortaleza y os ayudará con  la gracia sacramental’. En el encuentro, mi mujer estaba muy emocionada, a punto de llorar. Y don Álvaro la dijo que él no podía llorar. ‘Soy joven y alegre, porque estoy cerca del Señor”.

El ex ministro y ex parlamentario europeo Marcelino Oreja Aguirre, que también estuvo en Valdebebas con su mujer, subrayó que estaba “muy contento de acudir a un acto como este. Es el reconocimiento a un español universal, por su contribución a la Iglesia en España y en el mundo. Es un privilegio acudir a un acto así, compartiendo con tantísima gente este acto de fe”.

La diputada del Partido Popular Lourdes Méndez-Monasterio explicaba el emocionado recuerdo que le produce don Álvaro, al que había escuchado en su juventud: “Don Álvaro es emblemático para mí. Le conocí cuando yo era joven e influyó mucho en mi fe, ha sido determinante. Le tengo un cariño especial”.

José María Álvarez del Manzano, antiguo alcalde de Madrid, destacó que “este acto es elevar a los altares a una persona para que sirva de referencia. Los cristianos necesitamos referencia para salir adelante. Mantuvo una vida ejemplar. A ver si se nos contagia”.


“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·