Miércoles 18/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Católicos

La crisis afecta a muchas familias de Scouts católicos. Falta dinero para comprar material pero se lo prestan unos a otros

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La crisis económica se ha dejado notar en muchos ámbitos. En el grupo católico de los Scouts también. El movimiento católico formado por 37.000 scout, 7.500 voluntarios, 20.000 familias y 600 comunidades cristianas no ha parado de crecer a pesar de la economía, pero sí se ha notado la falta de recursos de muchas familias, que no tienen dinero suficiente para comprar el equipo necesario para los campamentos de verano. Se potencia el préstamo entre grupos.

El presidente de Scouts de España, Julio del Valle, ya afirmó el pasado junio que con la crisis tanto económica como de valores, la organización ha crecido en torno a las 1.000 y 1.500 personas en el último año. "Se vuelve a fórmulas tradicionales donde pasar el tiempo libre, donde el disfrutar y ser feliz es más importante, por encima de campamentos de idiomas o de barranquismo". El ascenso de este número de Scouts va acompañado de una creciente solidaridad entre sus miembros ya que debido a que muchas de estas familias vienen de sectores sociales con prolemas, se ayudan más antre ellos.

Ahora para verano, los Scouts van a organizar 600 campamentos con niños y jóvenes de todo el país. Alrededor de 37.000 niños y jóvenes de todas las Comunidades Autónomas y de la mayoría de las diócesis españolas participan durante los meses estivales en los campamentos que organizan los Grupos Scouts. Muchas de estas familias han tenido que recurrir a sus miembros para que les puedan ayudar con materiales para los campamentos (botas de montaña, esterillas, sacos de dormir). Estas familias pertenecen en su mayoría a grupos de zonas marginales, es por ello que "se establece colaboración entre grupos".

Los Scouts son un grupo católico cuyo recorrido cumple mitad de siglo. Los campamentos de verano son una de las opciones que los Scouts tienen como elemento diferenciador de su labor educativa. "Son la actividad en la que niños y jóvenes tienen la oportunidad de convivir durante unos días y trabajar unos valores como el respeto, la ayuda al prójimo, la integración o la solidaridad. De esta forma, con los campamentos culmina el trabajo y esfuerzo que niños y monitores voluntarios han hecho durante todo el curso".

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·