Miércoles 18/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Católicos

Ofrecerán más tiempo de oración en sus aulas

Los colegios católicos refuerzan la educación espiritual para conseguir jóvenes menos superficiales

El objetivo es ayudar a los alumnos a formularse preguntas y cultivar la interioridad: “La dimensión trascendente forma parte de la persona, que es distinto a creer”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El anuncio del Evangelio es la razón de ser de las escuelas católicas, pero no siempre es fácil que el mensaje cale en el clima de indiferencia religiosa que vive la sociedad. Por este motivo, los colegios católicos de España reforzarán la educación espiritual en sus aulas, con el fin de educar la dimensión interior de sus alumnos y propiciar más tiempos de oración.

Logo de Escuelas Católicas. Logo de Escuelas Católicas.

Escuelas Católicas (FERE-CECA y EyG) han comenzado sus Jornadas de Pastoral Educativa 2016. Este año con un objetivo muy claro: que los agentes de pastoral de estos centros (no solo los profesores de religión, sino de todas las materias) conozcan cómo anunciar el Evangelio, fundamentalmente profundizando en la dimensión interior de la persona y en la oración.

Mercedes Méndez, religiosa del colegio Asunción de Madrid y coordinadora de estas jornadas educativas explica a Religión Confidencial los objetivos de esta propuesta: “En los colegios católicos se ha incidido más, estos años atrás, en una pastoral de actividad. Creemos que es el momento de reforzar la educación espiritual de nuestros alumnos.  Debemos ayudarles a cultivar su interioridad y así, será más fácil que descubran a Dios”.

Los profesores también deben ser capaces de trascender en sus aulas. “El Papa Francisco nos interpela. Dice que las escuelas católicas deben ofrecer no solo calidad pedagógica, sino sobre todo humana, moral y espiritual”, señala Mercedes Méndez.  

Esta religiosa recuerda que los alumnos no solo deben aprender contenidos, sino que hay que formarles en todas sus dimensiones. “Los jóvenes deben profundizar, tienen que formularse preguntas, no dales las respuestas, sino que ellos reflexionen. La sociedad de consumo produce seres humanos superficiales, fáciles de manipular. Este proyecto quiere ayudar a nuestros alumnos a no ser tan superficiales”.

Esta religiosa, profesora de filosofía, explica a RC que en muchas ocasiones pregunta a sus alumnos: ¿Qué espera la sociedad de vosotros? “No saben qué contestarme”.  

Este es uno de los motivos por lo que persiguen reforzar la inteligencia espiritual de los jóvenes, que es una capacidad diferente a la creencia religiosa. “La capacidad espiritual integra el resto de inteligencias”, sostiene Mercedes Méndez. “Una cosa es la capacidad espiritual y otra es el don de creer, de tener una fe. Se trata de preparar la tierra para poder plantar la semilla de la fe”.

Profundizar y rezar

Para Mercedes Méndez, el sistema educativo actual se basa más en la erudición que en la experiencia, y el ideario educativo de los colegios católicos es que los alumnos profundicen. “Por mucho que las familias, escuelas o catequistas trasmitan la fe, si la persona no vive una experiencia de fe, no podrá creer”.

Por lo tanto, los centros católicos refuerza la educación de la dimensión interior de la persona, para que la semilla de la fe encuentre en el interior de los alumnos la tierra fértil donde se cultive la experiencia personal. Se reflexionará sobre la experiencia de relación con Dios y lo necesario que es para ello, ofrecer momentos y lugares de oración en los centros, abiertos a todos los miembros de las comunidades educativas.

Las Jornadas comenzaron este fin de semana en Logroño y se celebrarán hasta el mes de mayo en seis comunidades autónomas más. 

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·