Lunes 25/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Católicos

Lo confesó en la Universidad Francisco de Vitoria ante más de mil personas

La “batalla” de Kiko Argüello con los párrocos: la noche santa de Pascua

El iniciador del Camino Neocatecumenal presentó en Madrid los ‘Diarios 1979-1981’ de Carmen Hernández, co-fundadora del itinerario católico

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El iniciador del Camino Neocatecumenal presentó en Madrid los ‘Diarios 1979-1981’ de Carmen Hernández, co- fundadora del itinerario católicoKiko Argüello, iniciador del Camino Neocatecumenal, presentó el pasado viernes los Diarios 1979-1981 de Carmen Hernández, (editorial Biblioteca de Autores Cristianos) co-fundadora de este itinerario de la Iglesia Católica.  El multitudinario acto -más de mil personas aproximadamente- se celebró en el centro deportivo de la Universidad Francisco de Vitoria (Madrid) y contó con la intervención del cardenal Paul Josef Cordes, presidente emérito del Pontificio Consejo Cor Unum.


Presentación de los Diarios de Carmen Hernández. Presentación de los Diarios de Carmen Hernández.

“Cincuenta años sin parar un instante, de viajes, de escrutinios, de visitas a tantas comunidades en Madrid, Zamora, Barcelona, París, Roma, Florencia, Ivrea... Escuchando y escuchando a cada hermano sobre su vida, sus sufrimientos y su historia, iluminándola a la luz de la fe, de la cruz gloriosa de Nuestro Señor Jesús. Pienso que tenéis derecho a conocer el corazón de Carmen, su inmenso amor a Jesucristo. Decía constantemente: "Jesús mío, te amo, te amo. Ven, ven, ayúdame”.

Estas palabras del Kiko Argüello en la primera página del libro, resumen la razón de ser de la publicación de esta obra, casi 800 reflexiones de Carmen Hernández -falleció hace un año-  recogidas en sus diarios escritos durante dos años. Argüello desveló que el resto de diarios se irán publicando en los próximos años. El prólogo de la obra es de Ricardo Blázquez Pérez, cardenal arzobispo de Valladolid y presidente de la CEE.

El padre Carlos Granados, director de la BAC, comenzó presentando el libro y agradeció que este acto coincidiera con el último al frente de la editorial de la Conferencia Episcopal. “Doy gracias a Dios que este acto coincida con mi despedida”, dijo.

Una discusión acalorada entre Kiko y Carmen

La ponencia principal corrió a cargo del cardenal Paul Josef Cordes. Su conferencia empezó en un tono amistoso, cercano, saludando con fuerza a todos los presentes con energía: “La paz sea con vosotros”. La disertación del cardenal alemán duró cerca de hora y media en la que relató pormenorizadamente los primeros encuentros en Roma con Kiko, Carmen y al Camino. Juan Pablo II le nombró a título personal seguir el apostolado del Camino Neocatecumenal.

“Carmen era una mujer fuera de lo común, pero los primeros encuentros con ellas fueron de irritación.  Al igual que otras realidades de la Iglesia, el Camino hizo suyas las ideas del Concilio Vaticano II, pero pronto se encontraron con la incomprensión y pidieron ayuda al Consejo Pontificio de Laicos, del cuál era vicepresidente”, afirmó.

Monseñor Cordes confesó que, en aquella primera reunión entre Kiko, Carmen, el padre Mario Pezzi y dos catequistas, se encontró de repente con una discusión acalorada entre ellos. “Tuve que dar un puñetazo en la mesa y dije: Basta, ahora hablo yo”.

El cardenal alemán reconoció que de esos primeros encuentros consideró que no iba a salir “nada prometedor. Pero hoy, leyendo sus diarios, no puedo más que agradecer al Padre eterno el don de esta mujer”, subrayó.

El mayor elogio del Camino lo ha hecho Francisco

Tras la conferencia del cardenal, pronunció un discurso el director del Departamento de Humanidades de la Universidad Francisco de Vitoria, Ángel Barahona, perteneciente al Camino.

Kiko Argüello, el más breve de todos los ponentes, cerró el acto. Leyó algunas reflexiones de Carmen y con su tono característico, enérgico, pero como si estuviera hablando con un grupo de gente en el salón de su casa, reveló algunas confesiones del Camino. Dijo, por ejemplo, que Carmen está enterrada en el seminario Redemptoris Mater vinculado al Camino y que al lado hay una tumba vacía, que “es la mía, y cada vez que voy es como si Carmen me dijera: cuando vienes”.

Desveló también que la relación entre él y Carmen era “de violencia” porque en numerosas ocasiones se metía mucho con él, pero dejó claro que Carmen era una mujer humilde a la que la unía un profundo amor fraterno. “Nuestra relación era más que un matrimonio. Nos unía la misión de hacer el Camino”, dijo.  

También manifestó que el mayor elogio de Carmen lo ha dicho Francisco: “El Papa ha afirmado que la Iglesia debe al Camino el amor a la noche santa que celebramos en la Vigilia Pascual. Esto es una lucha que tenemos con los párrocos, porque no quieren que estemos toda la noche. Es una batalla”, confesó.

Argüello recordó una de las características del Camino: el bautismo por inmersión en las piscinas bautismales que disponen sus parroquias. Estas celebraciones se realizan durante la Vigilia Pascual y posteriormente, se quedan toda la noche velando al santísimo, rezando y cantando. “El cardenal Cañizares ha quedado impresionado por nuestras ceremonias pascuales”, señaló.

Explicaciones de Reig Plá

El obispo de Alcalá de Henares, Monseñor Juan Antonio Reig Plá -que acudió al acto junto a Rouco Varela- explicó posteriormente a Religión Confidencial, de qué se trataba está lucha entre el Camino y los párrocos: “Lo normal es que una Vigilia Pascual dure aproximadamente unas dos horas y este es el tiempo que permanecen los templos abiertos. Pero los miembros del Camino se quedan toda la noche y es lo que piden a los párrocos, que les dejen las parroquias abiertas”. 


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·