Martes 06/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Católicos

Testimonio de una joven que se prepara para la JMJ Madrid 2011: “Tengo 24 años y una enfermedad degenerativa sin diagnóstico, esta es mi cruz"

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El sábado se celebró un Via Crucis especialmente emotivo, por el recorrido, de Carabanchel a Cuatro Vientos, y por los testimonios de varios jóvenes. Ante unos 1.500 asistentes, una joven de 24 años relató su historia: "Tengo una enfermedad degenerativa sin diagnóstico, esta es mi cruz".

Otra joven relató la resignación, el esfuerzo y la fe que tuvo que mantener ante la enfermedad de su madre. “Cuando a mi madre le detectaron Alhzeimer, sabía lo difícil que iba a ser hacer de Cirineo con ella. He tenido momentos de duda, de inseguridad, de impaciencia pero Dios ha sido mi refugio, ha ido poniendo luces en mi camino, hasta ser capaz de hacer mía la frase de la Madre Teresa de Calcuta: ‘Más vale poner una vela en las tinieblas, que maldecir la oscuridad” afirmaba.

El cardenal Rouco Varela les transmitió "ánimo y fuerza" a los protagonistas de estas historias dándoles las gracias por su testimonio de fe y señalando que “aunque la vida es Vía Crucis, también es Vía Amoris, es Vía Resurreccionis, es Vía Vida y Vía de la Felicidad. Ese es el futuro“.

El testimonio de un joven cristiano, convertido hace siete años en el encuentro de los jóvenes españoles con el Papa Juan Pablo II, fue el broche de la llegada de la Cruz a Cuatro Vientos.