Martes 22/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Católicos

Estudian sacerdotes, seminaristas, religiosos y laicos

San Dámaso es la única universidad que imparte literatura árabe cristiana

La profesora Pilar González señala que esta asignatura es un puente cultural que une Oriente con Occidente: “No es occidental, porque es árabe, y no es islámica, porque es cristiana”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Universidad Eclesiástica San Dámaso de Madrid es la única facultad en España que imparte la asignatura de literatura árabe cristiana. Su profesora Pilar González Casado señala que esta materia es importante porque puede ofrecer valiosas aportaciones para el diálogo interreligioso en el mundo actual, que también está siendoo interpelado por el islam.

Universidad San Dámaso. Universidad San Dámaso.

La literatura árabe cristiana es un puente cultural que une Oriente con Occidente, no es occidental, porque es árabe, y no es islámica, porque es cristiana, pero al pertenecer a ambos mundos contribuye a su conocimiento mutuo. Esta asignatura se imparte en la Universidad Eclesiástica San Dámaso de Madrid, donde se forman seminaristas de los seminarios diocesanos, pero también sacerdotes, laicos y religiosos.

Pilar González Casado es la única mujer laica y casada que es profesora numeraria agregada a esta cátedra en San Dámaso. También es la única profesora en España agregada a esta cátedra. San Dámaso es la única facultad eclesiástica de literatura que incluye esta disciplina como asignatura en su programa. `”Esta asignatura tampoco existe en los programas de las universidades civiles o públicas sobre literatura árabe”, señala.

“La razón principal por la que me parece importante conocer esta literatura es porque ofrece la visión que los cristianos cultos en el mundo islámico tienen del mismo. Una visión mucho más real de la que, a veces, tenemos nosotros, porque durante trece siglos han convivido con el islam”, explica.

Desde el principio, la nueva religión les planteó a los cristianos el desafío de defender su propia identidad ante un nuevo sistema religioso que había nacido, con la pretensión de autoproclamarse la última y verdadera religión, principalmente frente al cristianismo, que era la religión predominante entonces en Oriente, y de rechazar sus principales creencias: la Trinidad, la Encarnación o la resurrección, entre otras.

“Así surgieron tanto textos polémicos como de diálogo, sobre las creencias principales de cada religión que plantean las semejanzas y las diferencias entre ellas”, apunta Pilar González.

Además de lengua árabe y siriaca (dos de las principales lenguas de los cristianos que viven en los países del islam), imparte también una asignatura sobre la producción literaria de estos cristianos desde la llegada del islam en el siglo VIII, hasta nuestros días, aunque la época principal es la que abarca desde el siglo IX al XIV.

Pilar González Casado –colaboradora habitual de religión Confidencial - enseña lengua árabe y siriaca desde hace 25 años. Está casada desde hace 26 años, y tiene dos hijas y un hijo, y desde hace un mes y medio, un nieto.

Para ella, la mujer dentro de la Iglesia debe servir a Cristo y a los hombres igual que cualquiera de sus miembros, según la vocación a la que esté llamado cada uno. “El sacerdocio es un servicio propio del varón con vocación de servir, al que está unido la facultad de tomar decisiones y desempeñar diferentes funciones en el gobierno de la Iglesia. Que las mujeres no estemos llamadas a desempeñar ese tipo de funciones no quiere decir que no podamos servir con la misma fidelidad a Cristo y a su Iglesia allí donde se nos ha convocado”, afirma.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·