Domingo 24/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Católicos

El rosario del Papa emérito que rezan los alumnos del colegio de niños gitanos Madre Petra de Valencia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los niños de este colegio valenciano que dirige la Madre Gertrudis están muy vinculados a Benedicto XVI, y no solo por el rosario que le pidieron expresamente al Papa a través del arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, sino porque en una sentida carta escrita por los alumnos y traducida al alemán, le contaron la historia de la coronación de la virgen del colegio, la "Majarí Jalí" de los niños gitanos.

La Madre Gertrudis Rol, la directora del colegio Madre Petra, cuenta cómo se les ocurrió pedir el rosario para que los niños gitanos del centro pudieran rezar con el del Papa. La petición llegó a traves de monseñor Carlos Osoro, arzobispo de Valencia.

Explica la Madre Gertrudis, toda una institución en Valencia, que querían un rosario particular: "Le preguntamos al arzobispo si le podía pedir al Papa un rosario que se notara que estaba gastado por el uso dado por el Pontífice y la pasada Navidad monseñor Osoro nos lo entregó".

Ese rosario sirvió a los alumnos del colegio para trabajar en las diferentes actividades organizadas con motivo del Año de la Fe, convocado por el papa Benedicto XVI hasta noviembre de 2013. Por ejemplo, los estudiantes salían por los terrenos del colegio a rezar y al finalizar el acto se les daba a besar el rosario. Su valor sentimental ha aumentado con la renuncia de Benedicto XVI que se lo hizo llegar solo meses antes de anunciar su marcha.

Y es que la relación del colegio Madre Petra con Benedicto XVI es estrecha. Los alumnos de esta institución que está alcanzando grandes logros entre poblaciones marginales de Valencia, decidieron contarle al Papa quién era la virgen del colegio, la "Majarí Jalí", que había sido coronada 25 años antes. Escribieron una carta que fue traducida al alemán y entregada al Santo Padre. La respuesta fue un mensaje remitido a través de la Nunciatura en el que el Papa saludaba "con afecto a todos los piadosos devotos de Nuestra Señora la Virgen Majarí Calí" con ocasión del 25 aniversario.

En su mensaje, el Papa les invitó a "propiciar una nueva vitalidad de la devoción mariana en comunión con los Pastores de la Iglesia, con la confianza de que la Virgen María seguirá dispensando a todos consuelo y ayuda para que puedan llegar al gozo de encontrar a Jesús y dar testimonio del Evangelio viviendo con alegría el amor a Dios y la ayuda a los hermanos".

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·