Jueves 19/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Católicos

Siete millones de contribuyentes marcan la casilla

El PSOE planteará suprimir la “X” de la Iglesia en la declaración de la renta

Pedro Sánchez incluirá en su programa electoral una revisión a fondo del Concordato. También investigar el patrimonio de la Conferencia Episcopal y exigir el IBI por los bienes eclesiásticos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Pedro Sánchez está dispuesto a hacer lo que no hicieron ni Felipe González ni Rubalcaba, ni Zapatero: una revisión a fondo del Concordato de España con la Santa Sede. El actual líder del PSOE tiene ya decidido incluir ese punto en el programa electoral para las generales de 2015. En concreto, apostará por la supresión de la “X” de la Iglesia en la declaración de la renta.

Pedro Sánchez. Pedro Sánchez.

Según explican a El Confidencial Digital miembros relevantes de la ejecutiva del PSOE,la decisión de renegociar los acuerdos del Estado con la Santa Sede “es una respuesta a las peticiones de las bases y la militancia”. Es una  demanda que Pedro Sánchez “lleva escuchando desde antes de convertirse en secretario general del partido, cuando se recorrió las federaciones de toda España”.

Esa exigencia “nos la siguen transmitiendo ahora”, en los encuentros que los representantes de la dirección socialista realizan con ciudadanos y votantes. En esas reuniones, “siempre se nos pide que revisemos el Concordato”. Y la respuesta, en todos los casos, es la misma: “Hemos confirmado que Sánchezincluirá esa propuesta en el programa electoral de las generales de 2015”.

La Iglesia se tendrá que financiar como una ONG

Una de las mayores críticas que, según las fuentes socialistas consultadas, hacen los militantes al Concordato tiene que ver con los “privilegios fiscales de la Iglesia”. En concreto, explican dirigentes del partido, “nuestra gente no entiende por qué la Iglesia debe tener un tratamiento especial a la hora de financiarse”.

En ese sentido, el PSOE que dirige Pedro Sánchez trabaja ya en la propuesta, que aparecerá en el programa electoral: “La Iglesia se tendrá que financiar como cualquier ONG, sin más facilidades que el resto”.

Ese objetivo abre la puerta a la eliminación de la “X” de la Iglesia en la declaración de la renta. Dicha opción, explican desde el PSOE, se planteará en el “nuevo marco de negociación” que se abra con la Santa Sede cuando Pedro Sánchez llegue a La Moncloa. 

De prosperar la propuesta, la Iglesia quedaría incluida en la casilla de “Fines Sociales”. Es decir, el dinero de sus impuestos que los ciudadanos decidan destinar a este concepto el Estado lo repartirá entre todas las organizaciones de ayuda social. La Iglesia será una más entre ellas.

Hay que recordar que, según los datos de la Conferencia Episcopal, en la Campaña de la Renta de 2013 –la última con cifras publicadas-, se contabilizaron 7.339.102 declaraciones donde los españoles manifestaron su deseo de financiar expresamente a la Iglesia católica. Esto supuso una recaudación de 249.051.689 euros, casi dos millones de euros más que en el ejercicio anterior.

Nuevos impuestos y revisión del patrimonio

Las fuentes consultadas por ECD advierten, sin embargo, de que la financiación de la Iglesia católica es solo uno de los asuntos que el PSOE pretende revisar del actual Concordato.

Hay otros más. El objetivo del Partido Socialista es que, por ese nuevo acuerdo con la Santa Sede, “se establezcan una serie de impuestos, de obligaciones tributarias, que ahora la Iglesia no tiene”, explican.

Uno de esos impuestos que la Iglesia tendrá que pagar es el IBI: “Es el que tenemos más claro. Los españoles no entienden por qué ellos han de pagar por tener una casa y la Conferencia Episcopal queda exenta”.

Además, y en relación con los bienes eclesiásticos, desde Ferraz se propondrá llevar a cabo una inspección a fondo del patrimonio de la Conferencia Episcopal, sobre todo en lo referido a los templos: “Cada capilla, cada catedral, es propiedad de la gente. La Iglesia no puede ser la única con derechos sobre esas posesiones”.

La educación debe ser aconfesional

Otro de los aspectos a renegociar con la Santa Sede tiene que ver con el punto 2 del actual Concordato, el llamado “Acuerdo sobre enseñanza y asuntos culturales”.

En ese sentido, las fuentes socialistas consultadas recuerdan que, en la Constitución, se define a España como un Estado aconfesional. Sin embargo, en el Concordato se recoge que “la educación que se imparta en los centros docentes públicos será respetuosa con los valores de la ética cristiana”.

El PSOE de Pedro Sánchez apuesta por eliminar esa afirmación del texto, manteniendo, eso sí, el resto del artículo 1 de este Acuerdo sobre enseñanza y asuntos culturales, que dice:

-- “A la luz del principio de libertad religiosa, la acción educativa respetará el derecho fundamental de los padres sobre la educación moral y religiosa de sus hijos en el ámbito escolar”.

El Concordato es ‘aconstitucional’

De forma oficial, desde Ferraz se asegura que la intención de revisar el Concordato con la Santa Sede no supone una gran novedad respecto a las anteriores ejecutivas. Sin embargo, la realidad es que ninguno de los anteriores secretarios generales dio el paso para negociar con la Iglesia otro acuerdo.

No lo hicieron los presidentes Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero. Tampoco planteó esta cuestión Alfredo Pérez Rubalcaba durante los años que permaneció al frente del PSOE. De hecho, antes de las elecciones generales de 2011 llegó a descartar la posibilidad de, modificar el Concordato. Dos años después, en plena negociación de la Ley Wert, en mayo de 2013, sí planteó esa posibilidad.

Miembros de la ejecutiva de Pedro Sánchez explican que el nuevo secretario general ha decidido dar el paso que no dieron sus predecesores porque “el Concordato, como la Constitución, se ha quedado obsoleto. Tiene que adaptarse a los nuevos tiempos” afirman.

Además, insisten, el acuerdo con la Santa Sede es ‘aconstitucional’ porque –remarcan- “no recoge el carácter aconfesional de España”.

Las fuentes socialistas consultadas recuerdan, por último, que este plan se presentará aludiendo al marco europeo en el que se mueve España. En otros países, como Francia y Alemania, “ya se ha abordado la revisión del Concordato con la Santa Sede” sin mayores problemas. España, aseguran, “debe trabajar en modernizar su relación con la Iglesia, y el PSOE va a defender esa idea”.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·