Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Católicos

Multitudinaria Misa en la Plaza de Lima: familias de 11 países, 45 obispos españoles, 14 europeos, 10 cardenales y escasas autoridades

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La tercera celebración de la familia cristiana en Madrid no tuvo su fuerte en los números de asistencia, pero sí ofreció este domingo novedades importantes, que la convirtieron en un éxito para sus organizadores: asistieron 45 obispos españoles, 14 obispos europeos, tres cardenales de Roma, y familias de Austria, Portugal, Italia, Alemania y Reino Unido, entre otros. El encuentro culminó con dos sorpresas muy celebradas por los asistentes: la visita en dromedario de los Reyes Magos de Oriente y el broche musical de la banda del Cristo de los Gitanos de Sevilla.

La capacidad de convocatoria del iniciador del Camino Neocatecumenal se puso de manifiesto en las numerosas banderas de Italia, Francia o Alemania, que ondearon este domingo al viento frío en la Plaza de Lima de Madrid, enfrente del Santiago Bernabéu. Fueron varios miles de europeos, procedentes también de Polonia, República Checa, Eslovaquia, Albania, Malta o Hungría, los que estuvieron presentes en la Misa por la Familia que presidió en cardenal Rouco Varela.

Desde las 10:00 de la mañana los obispos europeos y algunos cardenales se dirigieron a los asistentes. El cardenal Barbarin, en representación de las familias francesas, el Cardenal Rylko, representante de las familias polacas, el arzobispo de Berlín, cardenal Sterzinski o el Cardenal Cordes. Los actos previos a la Misa estuvieron conducidos por el locutor de Cadena 100, Javi Nieves.

La presencia de autoridades políticas fue escasa. En la tribuna de invitados estuvieron los políticos Jaime Mayor Oreja, Luis Peral o Eugenio Nasarre, acompañados de sus familias.

El iniciador del Camino Neocatecumenal, Kiko Argüello, principal promotor del encuentro, dirigió varios de los cantos de la celebración.

El cardenal Rouco destacó en su homilía que "el futuro de Europa, su futuro moral, espiritual e, incluso, biológico, pasa por la familia realizada en su primordial y plena verdad. ¡El futuro de Europa pasa por vosotras, queridas familias cristianas!", dijo a los asistentes.

Los Reyes Magos montados en dromedarios pusieron el broche mágico a la celebración. Presentaron sus regalos al Niño Jesús y se despidieron hasta el 6 de enero, cuando, aclaró para los más pequeños el cardenal Rouco, volverán para traerles los regalos.