Jueves 17/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Católicos

Entrevista en ‘El Espejo’ de COPE

Monseñor Ocáriz: “El Opus Dei no está para cuidarse a sí mismo, sino que tenemos que estar abiertos a todos”

El prelado ha explicado las líneas maestras para el impulso misionero que ha pedido el Papa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Monseñor Fernando Ocáriz, nuevo prelado del Opus Dei, ha explicado en “El Espejo” de Cope las líneas maestras para el impulso misionero que ha pedido el Papa. La prioridad señala es “el cuidado pastoral y el anuncio misionero” que desde hace años llevan los miembros de la Obra, no solo a Europa sino también a Asia y a África. En su opinión “el trato de persona a persona, la amistad, es el mensaje que hay que transmitir para la nueva evangelización”.

Mons. Fernando Ocáriz, nuevo prelado del Opus Dei. Mons. Fernando Ocáriz, nuevo prelado del Opus Dei.

El prelado del Opus Dei ha detallado que la Obra tiene presencia en 20 países en Asia y África, donde cuentan con centros estables para “transmitir el Evangelio”. “Lo bonito es el encuentro de culturas diversas”, cuenta. Ha destacado que “el núcleo de nuestro carisma es recordar la llamada universal de la santidad”, y ha añadido que “hay que encontrar la felicidad en cada momento de la vida”.

Monseñor Ocáriz ha pedido que recen por él y ha destacado la gran labor que han desarrollado sus antecesores. Declara que el desafío que tiene por delante es “la continuidad y la fidelidad del carisma” pero teniendo en cuenta que “las circunstancias van cambiando”.

Mons. Ocáriz se ha convertido así en el primer prelado del Opus Dei que por edad no ha sido colaborador de San José María. A preguntas del director del programa, José Luis Restan, de si esto supone un salto, un desafío especial, Ocáriz ha señalado: Novedad es; lo de salto no lo diría, porque ha habido una continuidad notable, también por lo que han hecho los sucesores de san Josémaría de transmitir todo lo que es el espíritu, el carisma de la Obra, y Echevarría ha dejado las cosas muy claras. El desafío existe, el desafío es la fidelidad al carisma, dado lo cambiante de los tiempos, las circunstancias de personas; eso es un desafío constante. La fidelidad es la esencia, pero las circunstancias cambian, los tiempos, los problemas que se plantean. Gracias a Dios, cuento con muchos colaboradores y con bastante descentralización", responde.  

Embellecer al mundo

El prelado del Opus Dei también ha respondido a lo que significa el carisma de san Josemaría, “un tesoro para embellecer al mundo” en palabras de Isabel Sánchez, secretaria central de la Asesoría (el organismo formado por mujeres que ayuda al Prelado del Opus Dei en el gobierno pastoral de la prelatura).

"El núcleo es el recordar la llamada universal a la santidad y que a toda persona Dios la llama a una felicidad completa. La santidad es la plena felicidad de la unión con Dios, que solo en la otra vida podremos alcanzar del todo. Pero no es que todos están llamados sino que es una universalidad objetiva; todo es camino para esa santidad, la vida ordinaria, el trabajo ordinario, las circunstancias familiares, en todo hay ocasión de unión con Dios, encuentro con esa felicidad que permite realizar una dedicación a los demás que embellece al mundo a base del afecto, de la fraternidad, de la unidad", señala monseñor Ocáriz.

El nuevo Prelado del Opus Dei se ha marcado “como prioridad el cuidado pastoral y el anuncio misionero, que son inseparables, porque la Iglesia, como la Obra, que es una partecita de la Iglesia, está para el mundo, no para cuidarse a sí misma sino que tenemos que estar abiertos a todo el mundo, a llevar el mensaje del Señor, de Cristo”.

La labor en Asia y África

Como prelado del Opus Dei, debe dejar ahora a un lado la actividad académica teológica, pero ha recordado que la actividad pastoral y doctrinal, aunque son distintas, van unidas: si no se trasmite la doctrina en la pastoral, la pastoral no se sabe a dónde va, y si la doctrina se queda sin pastoral, no sirve para nada”.

Respecto a la labor del Opus Dei en Asia y África, ha revelado que “en Asia estamos en 11-12 países, y en África en siete, con trabajos estables de la Obra. Lo bonito es cómo el Evangelio se mete en culturas tan distintas como en un país africano, Singapur o Kenia. Es muy bonito cómo, conservando su propio ser, coinciden en lo esencial del Evangelio. Una unidad dentro de la gran variedad, de universalidad”. 

Moseñor Ocáriz ha concluido diciendo que "todo lo que haga el Opus Dei es Iglesia. Lo más original es el impulso misionero de la Obra, que es el trato de persona a persona, la evangelización de persona a persona, algo que un documento de la Doctrina de la Fe ponía de relieve hace unos años. Testimonio de persona a persona, de la amistad, una amistad auténtica, esto es muy típico de la Obra".

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·