Sábado 24/06/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Católicos

No pasará la Semana Santa en su pueblo natal de La Rioja

Lucio Vallejo Balda mantendrá una discreción total hasta que cumpla toda la pena

Está en permanente contacto con el obispo de Astorga, aunque en paradero no conocido

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El sacerdote español Lucio Vallejo Balda, condenado a año y medio de prisión por el caso Vatileaks II y al que el Papa le concedió la libertad condicional el pasado 20 de diciembre, mantiene una discreción total hasta que cumpla toda su pena que concluirá a finales de este mes de abril.


Lucio Vallejo Balda. Lucio Vallejo Balda.

El que fuera ex secretario de la Prefectura para Asuntos Económicos y ex secretario de la COSEA (la comisión para coordinar las finanzas vaticanas), celebró  las navidades con su madre en el pueblo natal, Villamediana de Iregua (limítrofe con Logroño), donde fue bien recibido por familiares y amigos.  Sin embargo, la Semana Santa no las pasará en su municipio.

“Su madre está  bien y acompañada. Por lo tanto, d. Lucio está aprovechando para retirarse  y mantenerse así lejos de curiosos o de medios de comunicación”, revelan a Religión Confidencial fuentes próximas al sacerdote.

Las mismas fuentes declaran a este Confidencial que, una vez que compute toda su pena, lo más probable es que se sienta un poco más libre para pasear por su pueblo, o quizás, hacer declaraciones a los medios de comunicación.

Amigos suyos consideran que, si bien el 7 de abril de 2016, el Tribunal Vaticano condenó a Vallejo a 18 meses de prisión por el delito de sustracción y divulgación de documentos reservados en lo que se conoce como el caso Vatileaks II, no es cierto todo lo que han dicho de él. Le han metido en un jaleo descomunal. Ha terminado muy escaldado y por esta razón, de momento quiere estar desaparecido”, declara a RC.

Una vez que el Papa Francisco le concediera la libertad condicional y cesó todo vínculo de dependencia con la Santa Sede, Vallejo Balda volvió a estar bajo la jurisdicción del obispo de Astorga, Juan Antonio Menéndez, diócesis a la que pertenece.

“D. Lucio está en permanente contacto con el obispo, y todo lo que hace cuenta con el beneplácito de monseñor Juan Antonio Menéndez. Está cumpliendo sus funciones como sacerdote como celebrar la misa pero de manera privada”, relatan las mismas fuentes a RC.