Martes 17/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Católicos

La labor de Kike Figaredo en Camboya con las víctimas de las minas, protagonista de la campaña del Domund 2013

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El nuevo vídeo del Domund 2013 ya está disponible. Mao es una chica que sueña con darse a los demás y a Dios a través de la danza. Un trágico accidente cambia de golpe su vida. Una mina de las que aún quedan de la dictadura de Pol Pot le arrebata una pierna. Ella en medio de su dolor se dirige a Dios y le exige: "¿Señor, por qué me has hecho esto?"

Obras Misionales Pontificias, como cada año, organiza la campaña del DOMUND. El Domingo Mundial de las Misiones está al caer, será el 20 de octubre y desde OMP piden ayuda económica y espiritual para la Iglesia de todo el mundo. La acción pastoral, asistencial y espiritual de la Iglesia es obra de millones de personas que ofrecen su vida, su dinero y su oración a extender el Evangelio ejerciendo la caridad que enseñó Jesucristo. Para mantener esta labor, independientemente del lugar o región, de las necesidades o dificultades, la Iglesia necesita de la colaboración de todos los cristianos.

Mao es la protagonista del vídeo de este año. Gracias a la dirección de Javier Alonso y José Cabanach Mao nos muestra su vida, su accidente y cómo Dios volvió a rescatarla de la oscuridad de su accidente para dilatar más su corazón. Monseñor Kike Figaredo, el prefecto apostólico de Battambang en Camboya ha sido elegido para representar esta labor, a veces invisible, de los misioneros del mundo. La historia muestra como lo que ayuda a Mao a salir del dolor psicológico y espiritual en el que le sumió el accidente es Jesucristo. El vídeo, basado en hechos reales, cuenta cómo un sacerdote la enseña a Mao la belleza de la vida incluso con lo que ella pensaba que era un sueño roto. "Tu debilidad te hará fuerte al lado de Cristo", le dice el sacerdote "Y Él te dará una alegría que no conoces".

Al final del vídeo, se ve cómo Mao encuentra de nuevo su sitio en el baile, junto a muchas chicas que como ella sufrieron las consecuencias de las minas que todavía están dispersadas en Camboya. Cada año 300 personas son afectadas por estas minas. Monseñor Kike Figaredo es conocido como "el obispo de las sillas de ruedas" por la labor que ha hecho con los discapacitados víctimas de las minas anti persona y por su labor caritativa. Él, como todos los misioneros, materializa el lema de este año del DOMUND: Fe+Caridad=Misión.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·