Jueves 19/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Católicos

Por Mercedes De La Torre

La Iglesia apuesta por no cerrar los ojos ante los desafíos de la pastoral familiar

“No cerrar los ojos delante de nada” es el espíritu del camino sinodal iniciado por la Iglesia para profundizar ‘Los desafíos pastorales de la familia en el contexto de la nueva evangelización’, así lo ha asegurado el Secretario especial de la próxima asamblea extraordinaria, monseñor Bruno Forte.

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Este jueves 26 de junio ha sido presentado el documento Instrumentum Laboris para preparar la Asamblea Extraordinaria del Sínodo de los Obispos que se llevará a cabo del 5 al 19 de octubre de 2014. Cita que prevé la participación de 188 miembros, según ha informado el Secretario general del Sínodo de los Obispos, el cardenal Lorenzo Baldisseri.


la presentación del instrumentum laboris‏ la presentación del instrumentum laboris‏

Un artículo de...

Mercedes  De La Torre
Mercedes De La Torre

Corresponsal en el Vaticano

Más artículos de Mercedes De La Torre »

Para preparar esta importante Asamblea Extraordinaria, el Papa ha convocado un Día de oración por el Sínodo que será el domingo 28 de septiembre de 2014 y durante los trabajos sinodales se llevará a cabo la adoración eucarística cotidiana en la capilla de la Salus Populi Romani localizada en la Basílica de Santa María Mayor.


Asimismo, Baldisseri ha anunciado que la Asamblea Ordinaria del Sínodo de los Obispos que constituye la tercera etapa del camino de reflexión sobre la familia será del 4 al 25 de octubre de 2015 con el tema ‘Jesucristo revela el misterio y la vocación de la familia’ y ha añadido que sólo después de esta cita de 2015 se publicará un documento final que incluirá también decisiones del Papa.


Mientras tanto, el Instrumentum Laboris que cuenta con 77 páginas y ha sido publicado en 6 idiomas, prepara para la próxima cita en octubre de 2014 y es “fruto de la recepción atenta y fiel” de las respuestas a las preguntas enviadas a las conferencias episcopales del mundo en noviembre de 2013, cuestionario que ha ocasionado numerosas polémicas.


El cardenal Baldisseri ha indicado que el 85% de las 114 conferencias episcopales del mundo han enviado sus respuestas pero sin embargo no ha revelado cuáles han sido las que no han mandado el cuestionario. A pesar de ello, Baldisseri ha insitido en la gran participación “récord” porque se ha tratado del 90% de las realidades consultadas incluyendo las Iglesias orientales, los dicasterios y religiosos. Pero también ha explicado que la Secretaría general del Sínodo ha recibido directamente alrededor de 800 respuestas más de diferentes instituciones y asociaciones.   


En esta línea, monseñor Bruno Forte ha remarcado que este texto ha sido escrito con “rigor y honestidad” porque “no cierra los ojos de frente a algún problema, por más inquietante o incómodo pueda parecer”.


El documento se divide en tres partes, la primera expresa “la intención prioritaria que ha empujado al Papa Francisco” que es la acción pastoral para poder proponer el “Evangelio de la familia” en las circunstancias actuales. En este espacio se evidencia no sólo situación de crisis sino “el deseo de matrimonio y familia” que existe en muchas personas, sobre todo en las jóvenes, para realizar un amor fiel e indisoluble.


La segunda parte aborda los desafíos pastorales de la familia, entre ellos, la crisis de la fe; las situaciones críticas internas como la disgregación, la violencia, las dependencias; las presiones externas como la pobreza, el fenómeno migratorio y otras problemáticas como las guerras o disparidad de culto. Todas estas cuestiones deberán ser analizadas por los padres sinodales “a la luz de las experiencias de las Iglesias locales”.


En la última parte del documento se enfrentan cuestiones relacionadas con la actitud abierta a la vida, su conocimiento y las dificultades en la recepción del Magisterio, algunas sugerencias pastorales y la promoción de una actitud abierta a la vida. También se aborda la responsabilidad educativa de los padres, muestra evidente la dificultad en la transmisión de la fe a sus hijos, y profundiza en la educación cristiana en situaciones familiares difíciles.


El Secretario especial del próximo Sínodo ha subrayado el carácter inminentemente pastoral que el Papa Francisco persigue por lo que ha confirmado que la doctrina de la Iglesia “no está en discusión”. Por eso, monseñor Bruno Forte ha cargado los que promueven el slogan de “divorcio católico” y en cambio ha explicado que el Sínodo intenta proponer que “la medicina de la misericordia nunca ha buscado favorecer los naufragios sino salvar la barca sobre el mar en tempestad para dar a los náufragos la acogida, el cuidado y el apoyo necesario”. 


Y así, el presidente delegado del próximo Sínodo, el arzobispo de París (Francia), el cardenal André Vingt-Trois ha insistido en la importancia del acompañamiento estimulante y curativo de las personas que sufren, como las madres solteras, las personas abandonadas, los separados y los divorciados que quieren ser fieles al primer vínculo y a quienes se han vuelto a casar o forman uniones de hecho.


Por eso el cardenal Vingt-Trois ha animado a la preparación seria al matrimonio, a observar las motivaciones de las personas que piden casarse por la Iglesia pero también ha propuesto que los municipios preparen con contenidos de vida familiar a quienes buscan el matrimonio civil por la familia implica una experiencia común de humanidad –no sólo de creyentes-.


En la misma línea, el cardenal Baldisseri ha confirmado sobre el fenómeno de las convivencias y de las uniones de hecho que ''la Iglesia siente el deber de acompañar a estas parejas en la confianza de ser capaces de mantener una responsabilidad, como la del matrimonio, que no es demasiado grande para ellos'' y sobre la cuestión de los divorciados y vueltos a casar, ''que viven con dolor su irregular situación en la Iglesia, ofrece un conocimiento real de su situación por la cual la Iglesia se siente interpelada a encontrar soluciones que sean compatibles con su enseñanza que lleven a una vida pacífica y reconciliada. En este sentido parece ser pertinente la necesidad de simplificar y agilizar los procedimientos legales para la nulidad matrimonial'', ha asegurado.


Con la publicación de este documento continúa con fuerza el valiente camino sinodal sobre la familia que el Papa Francisco ha sugerido a la Iglesia universal, no sólo a los padres sinodales durante las citas de 2014 y 2015, sino también en la fase intermedia en cada Iglesia local.


Por último, monseñor Forte ha asegurado que la imagen de la Iglesia que surge de este documento es la de una “Iglesia madre” que no sea “autorefencial”, sino en “salida” y al servicio de todos y cada uno de los hombres para la salvación de cada persona. Una Iglesia que sostenga el compromiso de amor al servicio de la familia y de aquellos que viven heridas.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·