Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Católicos

Harry Wu, internado en 'gulags' chinos durante 19 años, inuguró el 'Meeting de Rimini': "He sido perseguido porque era católico"

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La primera jornada del 'Meeting de Rimini' organizado por Comunión y Liberación tuvo el domingo como protagonista al defensor de los derechos humanos Harry Wu, un ciudadano chino que pasó 19 años de su vida internado en los gulags chinos ("laogai"). Ante un auditorio repleto, Wu denunció con contundencia que en China "no hay libertad de culto y el catolicismo sigue siendo ilegal. Yo era católico, ese ha sido el motivo por el que he sido perseguido", añadió.

Wu, nacionalizado norteamericano y presidente de la Laogai Research Foundation, recordó que el régimen comunista ha provocado 50 millones de muertos, más que el holocausto y el régimen estalinista juntos. "En 1950 los expertos de Stalin fueron a China a desarrollar los campos de concentración, este sistema ha continuado hasta hoy".

Según las estimaciones de su fundación, en la actualidad deben existir todavía unos mil gulags, en los que los prisioneros trabajan 12 horas sin ningún tipo de contraprestación económica. "Occidente, aseguró Wu, cuando come en sus platos llenos debe recordar que los chinos no pueden ir a la Iglesia, que no son libres para acceder a Internet o para criticar al Gobierno".

La 30 edición del Meeting de Rimini, organizado por el Movimiento eclesial Comunión y Liberación lleva como título 'El conocimiento es siempre un acontecimiento'. La presidenta del evento, Emilia Guarnieri, explicó que en estas tres décadas "el Meeting ha mostrado que el encuentro, la amistad entre los pueblos, son posibles cuando se parte de lo que le es común a todos los hombres: el deseo de verdad y de felicidad".