Jueves 17/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Católicos

Escuelas Católicas de Madrid lanza un mensaje a los padres: “Si la situación empeora será el fin del bilingüismo, habrá recortes en personal y podrían cerrarse colegios”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Escuelas Católicas de Madrid ha enviado un documento a los colegios para explicar a los padres por qué se encuentran casi en quiebra técnica. Si la situacion empeorase mucho se "acabaría con el bilingüismo en la escuela católica concertada, habría recortes en el personal de administración y servicios y podría darse el cierre de colegios".

En un inicio de curso convulso en el que muchos padres han visto transformada su economía familiar por las supresiones de becas de ayuda de libros y comedor, la patronal que reúne a buena parte de los colegios concertados religiosos ha querido explicar a los padres cómo se ha llegado a esta situación.

Según ha podido saber Religión Confidencial, "si la situación empeorase mucho se acabaría con el bilingüismo en la escuela católica concertada, habría recortes en el personal de administración y servicios y podría llegarse al cierre de algún colegio" aunque este último riesgo "es aún remoto", dicen.

Para explicar esta situacion Escuelas Católicas ha querido enviar un comunicado a los colegios que "tiene como objeto que las familias entiendan cuál es la situación crítica por la que atraviesan las escuelas católicas este curso". Y es que el panorama es grave: "las deudas superan a los ingresos".

El dinero que los colegios concertados reciben de la administración para hacer frente a los gastos derivados de escolarización de los alumnos "es siempre insuficiente". Pero los colegios han capeado estas situaciones deficitarias gracias tanto a las aportaciones de los padres como a la política de austeridad en el gasto que, como explica la nota preparada para ser transmitida a los padres, impera en estos centros también en época de bonanza.

Además, según han explicado desde la Federación a nuestra redacción, otro objetivo paralelo es "hacer ver a los padres el gran esfuerzo que hacen las directivas de los centros para sacar la situación adelante". Varios componentes arrastran a las escuelas católicas, la mayoría concertadas, a una situación que la nota oficial define como "cercana a la quiebra técnica". Para estos centros, de titularidad privada, que reciben una dotación de la administración pública en función de un concierto, la crisis económica se ha dejado sentir en el hecho de que muchos padres hayan dejado de demandar servicios extraordinarios al colegio, como custodia, comedor o actividades extraescolares.

Educación y Gestión, la patronal de Escuelas Católicas, también explica en el texto por qué este año casi no hay ayudas económicas para padres, como las becas de comedor o de libros, y da cuenta del esfuerzo que hacen los centros educativos para administrar las escasas aportaciones que les llegan.

Por otra parte, insisten en que "pese a que la posibilidad del cierre de colegios asi como el fin del bilingüismo es aún remota, no hay que mirar para otro lado". Este comunicado fue aprovado el jueves de la semana pasada por una asamblea a la que asistieron 450 directores de escuelas católicas.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·