Miércoles 20/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Católicos

‘Derecho a Vivir’ se querella contra la consejera de Salud de Andalucía por omisión de socorro a la mujer a la que han retirado la alimentación

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La entidad Derecho a Vivir (DAV) va a presentar hoy miércoles una querella contra la consejera de Salud de la Junta de Andalucía, María Jesús Montero, por omisión del deber de socorro. El 23 de agosto, el gobierno autonómico andaluz decidió retirar la sonda que alimentaba e hidrataba a Ramona Estévez, una paciente en estado de coma.

Estévez sufrió un infarto cerebral el 26 de julio y está ingresada en el hospital Blanca Paloma de Huelva. Montero podría estar incurriendo en un delito de omisión del deber de socorro.

La querella de Derecho a Vivir insistirá en pedir medidas cautelares de tutela judicial de los derechos de Ramona Estévez, una vez que la asociación ha tenido en cuenta los requisitos formales que no se cumplían en el escrito de urgencia que presentó el 26 de agosto.

Según fuentes de la Fiscalía, la denuncia fue archivada porque DAV no tenía legitimación para realizar este escrito, ya que "no es parte interesada en el procedimiento y no se aportan indicios de que haya habido delito".

El secretario general del Consejo Andaluz de Colegios Médicos y presidente del Colegio de Médicos de Sevilla, Carlos Javier González-Vilardell, ha criticado la actuación de la Junta, ya que "la consejería no es nadie para dar una orden de este tipo". También ha valorado la decisión de los médicos del centro, que no querían retirar la alimentación a la paciente: "si la dirección del hospital ha retirado la sonda ha sido por las presiones".

González-Vilardell ha explicado que "una sonda nasogástrica es una medida de cuidados paliativos, sobre todo para mantener hidratado al paciente", y que en este caso concreto no tiene mucho sentido apelar a la aplicación de la ley andaluza de 'muerte digna' porque "no se trata de medicación". El representante de los médicos ha precisado que, según la citada ley, "se puede rechazar la medicación o los dispositivos como un respirador automático o un marcapasos que mantienen a un paciente en estado vegetativo, si los familiares así lo autorizan".

En la imagen, la consejera de Salud de Andalucía, la socialista María Jesús Montero.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·