Miércoles 16/08/2017. Actualizado 16:52h

·Publicidad·

Católicos

Entrevista con Gerardo del Pozo

Decano de Teología de San Dámaso: “Tenemos el Papa que exige esta sociedad secularizada”

La Universidad Eclesiástica busca abrirse a todos: “Nuestros cursos en la Complutense pretenden entablar un diálogo abierto y libre”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El decano de la Facultad de Teología de San Dámaso (UESD), Gerardo del Pozo, es el impulsor de los cursos de verano que esta universidad eclesiástica organiza en el marco de las jornadas de verano del Escorial de la Universidad Complutense de Madrid. El objetivo de estas jornadas es abrir un debate libre en una universidad laica.

Gerardo del Pozo, decano de la Facultad de Teología de la Universidad Eclesiástica de San Dámaso. Gerardo del Pozo, decano de la Facultad de Teología de la Universidad Eclesiástica de San Dámaso.

En declaraciones a Religión Confidencial, manifiesta el empeño y la ilusión que le ha llevado a organizar estos cursos desde hace cuatro años: “Queremos dejar constancia que el cristiano no tiene miedo a debatir y dialogar en un contexto laico como puede ser la Universidad Complutense. Por eso, el primer curso se centró en la fe cristiana y el ateísmo en el siglo XXI, el segundo fe en Cristo y búsqueda de lo humano en el siglo XXI, y el año pasado fe en Dios Creador, ciencia y ecología en el siglo XXI”.

Este año el tema, “Una aproximación teológica a la relación entre corporalidad y sacramentalidad”, abierto a todo el mundo, se darán respuestas a aquellos que quieren reducir la religión solo al ámbito de la espiritualidad, olvidando que Dios se ha hecho hombre, se ha hecho carne.  Una de las ponencias a cargo de José Granados, profesor del Pontificio Instituto Juan Pablo II de Italia, hablará de cómo abrir espacios cristianos en la era secular.

Del Pozo explica otros de los objetivos de estos cursos: “Creo que la vocación de la Universidad Eclesiástica San Dámaso debe abrirse a todos y no reducirse  exclusivamente a la formación de los seminaristas o religiosas, sino que debemos intentar hacernos presentes en la sociedad secularizada en todos los ámbitos. Por eso, acudimos a la Complutense para ofrecer nuestros conocimientos”, declara a RC.

Rector de la Complutense

El antiguo José Carrillo permitió estos cursos con tal de que se mantuviera el rigor científico. “En la presentación del segundo año de los cursos de verano, el rector Carrillo mencionó que la universidad debía abrirse a todas las realidades de la sociedad, y mencionó también el cristianismo. Creo que fue gracias a nuestra presencia”, confiesa del Pozo.    

Para el decano de teología estos cursos son como “una tienda de encuentro en la universidad civil al servicio de la hospitalidad de Dios para que se ponga de manifiesto la libertad que tienen los cristianos para debatir de cualquier tema”.

Del Pozo explica asimismo que a veces se rechaza a Dios por las imágenes falsas que tenemos de Él. “Quien venga a estos cursos tienen que salir con la idea de que sería una lástima que Dios no existiera”.

Amigo de feministas

En este empeño de entablar un diálogo con todos, el teólogo invitó a San Dámaso a una de las feministas más reconocidas de España: Amelia Valcárcel. “Profesores de la universidad mantuvimos un diálogo constructivo con ella sobre el feminismo. Ahora es amiga mía, es muy inteligente y muy racional. “Estamos en conversaciones para organizar unas jornadas sobre los vientres de alquiler en la Asociación Católica de Propagandistas. Ella está en contra”, desvela a RC.

Otro de los filósofos que han participado en estos cursos es el filósofo Gabriel Albiac, con el que se entabló un diálogo muy interesante sobre el ateísmo. Y también han contado con el científico y físico catalán David Joy.

“Es nuestra obligación como universidad llegar también a tantos cristianos muy competentes que no les falta formación para dar argumentos. Tenemos la obligación de ofrecerles nuestro conocimiento. Por eso, estos cursos son como un espectáculo para que la gente saque la impresión que la Iglesia es libre para debatir. Las personas que se participan en estos cursos están entusiasmados”.

Cultura laicista

El decano de Teología considera que San Dámaso debe ser un punto de referencia para hacer frente a la cultura laicista. “No nos damos cuenta en el momento tan secular en el que estamos. Por eso, tenemos que tender puentes y darnos a conocer a los que están más alejados de Dios. Podemos nos ha robado parte de la clientela de la Iglesia sobre todo en el aspecto social, y nosotros tenemos un mensaje mucho más bonito para ofrecer”.

En esta época en la que impera un “rechazo a toda norma moral” –según del Pozo- la fe no puede reducirse solo al ámbito privado, porque la fe debe fundamentar todas las actividades del hombre. “El Papa Francisco ha traído algo muy providencial ante esta sociedad tan fuertemente secularizada en la que estamos inmersos, y es la cultura del encuentro. Tenemos el Papa que exige esta sociedad tan secularizada”, afirma.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·