Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Católicos

La Cadena Cope justifica su "importante bajada de audiencia" en el precio por la vuelta a su origen e identidad

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La cadena Cope ha querido aportar su interpretación de los últimos datos de audiencia del EGM, según los cuales la emisora de la Conferencia Episcopal ha perdido el 20% de su audiencia tras el relevo de Federico Jiménez Losantos y César Vidal. "¿Alguien podía pensar que este giro podía realizarse sin coste ni sufrimiento? Nosotros desde luego no?", afirma la nota.

Aunque el artículo está firmado por José Luis Restán, director de Contenidos de la Cadena COPE, la emisora lo difundió ayer a los medios sin su firma, como la posición oficial del Grupo Cope.

La nota afirma que ante los datos del EGM, "unos se han lanzado como buitres ansiosos sobre un saldo negativo que cualquier persona ducha en la materia podía esperar. Otros están sumidos en la perplejidad y el desencanto. Por no hablar de los listillos que entonan el consabido “mira que os lo dije”.

A continuación explica que los últimos cambios en la cadena han sido realizados "partiendo de la fidelidad a su propio origen, a su identidad y su razón de ser: constituir una presencia cristiana solvente en el debate público", y añade que no ha sido "un cambio de algunos comunicadores sino de modelo, para responder mejor a la misión que señala su propio Ideario".

Defiende su aspiración de ser una radio generalista, "hablando de todo y con todos (para analizar y criticar todas las propuestas), buscando grandes audiencias (porque nuestro anuncio va dirigido a todos), manteniendo una independencia insobornable respecto de los poderes políticos y económicos (sin que eso signifique equidistancia ni indiferencia), procurando servir a las necesidades de la gran comunidad católica española pero sin olvidar la perspectiva misionera (y por tanto de diálogo a campo abierto) que es propia de cualquier realidad cristiana que esté viva".

Explica su transición "de una radio de las estrellas, a una radio de grandes profesionales estrechamente vinculados al Ideario de esta casa, dispuestos a realizar un producto amasado con el rigor informativo, la agudeza del análisis, la crítica y el respeto".

Concluye expresando su esperanza de "recuperar la confianza de ese 20% que por ahora nos ha dejado, pero aspiramos también a que vuelvan los que en años precedentes habíamos perdido (medio millón más o menos), y también a crecer en otros campos porque nuestra propuesta es sólida y atractiva, aunque como todo lo nuevo necesita tiempo".