Jueves 17/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Católicos

El legado de Benedicto XVI según Xavi Hernández, Enrique Mújica, Rafa Nadal, Ortega Lara y María San Gil

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un total de 50 personajes de la vida pública, entre ellos, políticos como Alberto Ruiz-Gallardón y José María Aznar, deportistas como Rafa Nadal y Xavi Hernández, empresarios como Joan Rosell o Manuel Pizarro, y españoles víctimas de ETA, como José Antonio Ortega Lara, reflexionan en el libro 'Hablando con el Papa' (Planeta) sobre el legado del Papa Emérito Benedicto XVI.

En el prólogo, Jaime Mayor Oreja, asegura que Benedicto XVI ha sido "el mejor diagnosticador de la dulce tiranía del relativismo" y admite que sus palabras han sido para él una guía en la esfera pública y en la privada. No obstante, advierte de que "no basta tener al frente de la Iglesia a un intelectual portentoso y valiente".

Enrique Mújica por su parte hace señala qie "Benedicto XVI entiende que la fe cristiana es incompatible con sistemas de dominación y opresión, por lo que llega a denunciar prácticas derivadas del capitalismo financiero, asi como los despropósitos de un mercado sin regulación que arrastra desigualdades cada vez mas fuertes"

Xavi Hernandez señala: "El perfeccionamiento deportivo requiere la practica de virtudes que el cristianismo siempre ha valorado: la templanza, la prudencia, la constancia, la laboriosidad...l a seriedad con la que un deportista debe cuidar su cuerpo también tiene un contenido moral tal como indica Benedicto XVI. Los deportistas sabemos que tenemos un amigo en el papa".

Ortega Lara cuenta que su fe en Dios "permaneció viva" durante su secuestro y "lo sigue estando ahora". "No se resquebrajó a pesar de la dura experiencia vivida, sino que pienso que salió fortalecida. Confiaba y confío en Dios", asegura.

Por otro lado, Rafa Nadal subraya que, además de la educación, los valores son "la infraestructura moral básica de cualquier sociedad que quiera ser justa y solidaria" y destaca, entre los que le han enseñado a él, el respeto a los demás, el esfuerzo, el compromiso y la solidaridad.

En estas páginas, María San Gil dice: "comparto con Benedicto XVI la preocupación que tiene por el escaso apoyo que recibe la institución familiar hoy en dia, parece mentira que siendo el hombre un ser eminentemente familiar no potenciemos, apoyemos y valoremos la familia".

Además, en el libro se incluye un apéndice con extractos de encíclicas, discursos, homilías o comparecencias de Joseph Ratzinger. Entre ellos, destaca el discurso de Benedicto XVI en la Universidad de Ratisbona, su mensaje en el Westminster Hall o las palabras que pronunció durante la Jornada Mundial de la Juventud de Madrid.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·