Martes 17/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Católicos

El congreso de teología que organiza la Asociación de Teólogos Juan XXIII vuelve a la carga contra la JMJ. Aseguran que ofreció “una imagen autoritaria y patriarcal de la Iglesia"

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Durante la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud, muchos de los participantes en este encuentro criticaron abiertamente a la Iglesia. Un año después, han organizado una cita sobre "los fundamentalismos" y aprovechan para criticar el papel de la JMJ de la que asegura que ha ofrecido una "imagen autoritaria y patriarcal de la Iglesia, ajena a los problemas reales de los jóvenes".

La página de información de este Congreso presenta su rechazo hacia los fundamentalismos a los que consideran "la manifestación más elocuente de la incapacidad de los seres humanos para vivir en armonía en medio de la diversidad y convierten las discrepancias en barreras de incomunicación". De este tema hacen bastante hincapié en el fenómeno fundamentalista dicen, cada vez más extendido y que "se apropia de todas las parcelas de la existencia humana: personal y social, religiosa y cultural, política y económica ".

Lo más sorprendente de toda la información que proporcionan es el punto en el que hacen mención al papel de la Jornada Mundial de la Juventud y del papel de la Iglesia. Al seguir comentando distintos aspectos del tema central, los fundamentalismos, introducen el punto referente a la JMJ: "Algunas de estas actitudes hemos podido comprobarlas en la reciente Jornada Mundial de la Juventud, que ha ofrecido una imagen autoritaria y patriarcal de la Iglesia, ajena a los problemas reales de los jóvenes, y ha fomentado la exaltación del pontífice, hasta caer en la 'papolatría', una de las más nítidas expresiones del fundamentalismo. Y todo ello con el apoyo y la legitimación de las diferentes instituciones municipales, autonómicas, militares y empresariales".

Este congreso previsto para septiembre que reúne a algunos de los teólogos que más se separan de la doctrina de la Iglesia sigue insistiendo en el poco beneficio social o económico que ha aportado a la sociedad estas jornadas mundiales. Los datos, sin embargo, dicen todo lo contrario. La visita del Papá dejó en España un beneficio de 354 millones de euros. El informe elaborado en su momento por la consultora independiente PriceWaterhouseCoopers destacó además que se ingresó 147 millones de euros en divisas.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·